28 jul. 2008


Y aún aquí estoy yo por sus besos rogando. Como no pudo ver lo que por dentro es; ya no quiere querer, y que le puedo hacer?
Todo fue culpa de usted que la dejó llorando.
Y aún aquí estoy yo por sus besos rogando. Como no pudiste ver lo que por dentro es; ya no quiere querer, y que le puedo hacer? Nadie deja que muera una flor tan bella, ni deja sin castillo a uan doncella. Quién bajó del firmamento tan linda estrella?