30 may. 2009

De ese sueño me reía en el auto, pero no. No era lo mismo, porque estaba todo roto en su interior. #

 

 

No hay comentarios: