24 may. 2009






¿Por qué el masoquismo? ¿Por qué somos tan tercos, y no nos resignamos de una vez por todas? ¿Por qué no nos importa cuánto mal nos hagan, igual los seguimos queriendo? ¿Por qué no nos importa, por qué nos acostumbramos al dolor? ¿Por qué sabiendo que todo está concluido, seguimos intentando, sin perder la ilusión; aunque internamente, SABEMOS QUE TERMINO? ¿Por qué el amor es un millón de interrogantes SIN RESPUESTA?


No hay comentarios: