2 may. 2009


Que desaparezcan todos los vecinos y se coman las sobras de mi inocencia; que se vayan uno a uno los amigos y acribillen mi pedazo de conciencia. Que se consuman las palabras en los labios; que contaminen todo el agua del planeta (o que renuncien los filantropos y sabios, y que se muera hoy hasta el ultimo poeta.)

No hay comentarios: