29 may. 2009

Tantos lamentos, fueron los que me hicieron perder definitivamente todo lo que tenía.

No hay comentarios: