10 jun. 2009


Cuando llega lo que quieres, pero no es lo que necesitas; cuando te sientes tan cansado, pero no puedes dormir. Atascado, en reversa, las lágrimas salen de repente en tu cara. Cuando se pierde algo irreemplazable; cuando amas a alguien, pero ya lo perdiste. ¿Podría ser peor? Las luces, te guiarán a casa, encenderán tus huesos. Voy a intentar mirar que hay en lo alto, por encima, y por debajo. Cuando estás demasiado enamorada, como para dejarlo ir; pero si nunca intentamos. Es que nunca sabes lo que sólo valen-

No hay comentarios: