6 jun. 2009

Ya no me da pena dejarte un adiós. Así son las cosas; amargas, borrosas.

No hay comentarios: