16 jul. 2009


Hay demasiadas cosas que el tiempo ya no puede borrar. Lo que busco aquí no está. Que tengas buena suerte. Adiós, una palabra que cuesta decir, y cuando se utiliza, no se puede regresar el tiempo para revertirlo un adiós, es para siempre. Cuesta decir adiós, me voy, hasta luego. Pero alguna vez hay que decirlo. Desprenderse de lo que nos hace mal; terminar con las mentiras, terminar con el dolor de una vez por todas.

No hay comentarios: