16 jul. 2009


No entiendes por qué me fui. Si ya estabamos cada uno por su lado, ¿Pretendes que te avise? Si tú dejaste que me vaya. No es nada más y nada menos que tu mérito. Y ahora te preguntas por qué, cómo, dónde, cuándo. Aprendé. Quisiera poder contestarte sin hacerte mal; si es que todavía la culpa te hace mal. No es nada más ni nada menos que por vos. Tu mérito, tu hazaña. Dejaba todo por tí; aún así no te importó.
Aprendé: No sabes lo que tienes, hasta que lo pierdes.

No hay comentarios: