4 ago. 2009

Dos caras; una es la que mostramos. Otra la que escondemos. A veces, esperamos para mostrar la que realmente somos. Escondemos lo que realmente somos. Mostramos lo que no somos. Hasta que nos cansamos; y ahí es cuando las palabras ya no importan, están de más. Las palabras sobran, faltan las acciones. Falta el accionar, el reaccionar. Eso es lo que te pasa a vos, no reaccionás. Tu reacción no existe. Necesitás más que un tiempo, más que tranquilidad. Será que te falta coraje, valor? Sabés, creo que a esta altura ya no me importa; estamos lejos. Todo quedó lejos; de todo lo que pasamos, no quedó nada ;)

No hay comentarios: