26 sept. 2009

Cuando me encuentro en tiempos de problemas, la madre María viene hacia mí, diciendo palabras sabias: déjalo ser. Y en mis horas de oscuridad, ella está parada justo al frente mío, diciendo palabras sabias: déjalo ser. Déjalo ser, déjalo ser; susurra palabras sabias, déjalo ser. Y cuando la gente con el corazón roto que vive en el mundo esté de acuerdo, habrá una respuesta; déjalo ser. Aún una oportunidad de que puedan ver, habrá una respuesta: déjalo ser. Déjalo ser, déjalo ser; habrá una respuesta, déjalo ser.
Y cuando la noche está nublada, hay aún una luz que brilla en mí, brilla hasta mañana, déjalo ser. Me despierto con el sonido de la música, la madre María viene hacia mí, diciendo palabras sabias: déjalo ser. Y en mis horas de oscuridad, ella está parada justo al frente mío, diciendo palabras sabias: déjalo ser. Déjalo ser, déjalo ser; susurra palabras sabias, déjalo ser.

No hay comentarios: