13 dic. 2009

Que ganas de decirte que no hay nadie más, que te amé sin medida.
Cómo duele verte suspirar porque no te hacen felíz... 
Si supieras que puedo morir por tí.
Inalcanzable como estrella tan distante, un amor casi imposible;
invisible como el aire, eres tan inalcanzable, tan sublime, como nadie. 
Un amor que es imposible, como fuego que no arde...  
Te me has vuelto inalcanzable.

No hay comentarios: