13 feb. 2010

Mi tranquilidad...

Y mi delirio.

No hay comentarios: