19 mar. 2010

Para odiar, hay que querer.
Para destruir, hay que hacer.

No hay comentarios: