28 dic. 2010

Tantas escaleras, y nunca aprendí a bajarme sin que me dieras el voto de confianza. No tengo más biberón, y el chupete quedó en otro lado.
¿No ves que me caigo? Agarrame la mano.
Cualquier cosa puede ser más inoportuna que vos al teléfono de mi inconstancia [por mucho que nos conste].  
Si una bola no gira no sirve para nada, porque está atascada, mi amor.  Sigo siendo eso que siempre buscaste hasta que lo tuviste, y hoy, lo querés tanto que te encanta tenerlo. Y hoy, estoy tan canábico que no le encuentro el pelo al huevo que tengo delante de mi vista. ¿Quién te dijo que nadie llegaba después de estos dos que golpearon la puerta, y no saben a qué fiesta vinieron? ¿Ves que es bola, y no sirve para nada? es porque está atascada mi amor...

No hay comentarios: