24 may. 2011

No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante... Y lo mejor, siempre espera adelante.

No hay comentarios: