1 jul. 2011

Martes 28/06/2011

Senti nervios toda la mañana, tenia la intuicion de que esta vez podia ser verdad, obviamente no le preste atencion, mil veces habia ya sentido lo mismo, y el no habia venido... Pero algo distinto tenia, tal vez era que su amigo me habia dicho que iban a venir, o tal vez era cuestion de certeza, de creerle y nada mas ni nada menos, que intuicion, pero reitero, no le preste atencion porque muchas veces me habia prometido lo mismo. Pero bueno, siempre que pasaba se lo conte a medio colegio, con toda la felicidad del mundo. Me di cuenta de que no valia la pena, siempre quedaba como boluda. Si el venia, YO me lo tenia que tomar como sorpresa. Tal vez me cayo bien porque el no me habia dicho nada, sino que su amigo, y que tanto el como yo sabiamos que me iba a ir a buscar. Pero bueno, algo me decia que esta vez era distinta, y me maquille, cosa que no hago mucho en la escuela, por elsimple hecho de levantarme tarde todos los dias, obviamente en la ultima hora, que tuvimos libre. Despues de maquillarme, segui haciendo estupideces con las chicas... Cuando salimos, mire para todos lados, no lo vi, me habia parecido verlo, pero no era seguro, entonces segui buscando a Anto que tenia mi hoja, busque a mis amigas, y lo vi, estaba tan igual y distinto a la vez. Era la persona que me hizo agarrar ataques de llanto hace un mes, pero era la persona que me hacia reir por telefono, que me hacia dispersar, que me hacia sonreir, que me entresacaba sonrisas en el medio de las peleas. Estaba lindo, alto, era el, era la persona que me habia vuelto loca, era la persona que me daba ganas de seguir, pero ganas de parar. Era un saludo, pero no cualquier saludo, un saludo con un beso, un abrazo, y una sonrisa. Era el, eran sus besos, eran sus abrazos, era su calidez, era su sonrisa, eran sus ojos que miraban para abajo y de vez en cuando para arriba, mirando el panorama que YO no veo porque soy colgada. Era yo, me podia reconocer, era mi sonrisa, eran mis ojos atentos a los suyos, a sus labios, a su forma de caminar, eran mis ojos mirandolo, era mi forma de verlo, era mi cara de enamorada, era YO, entre sus brazos, sintiendome de nuevo protegida por el, sintiendo que lo demas no importaba, que ese momento era uno de esos en los que me da felicidad saber que todavia lo tengo al lado, senti que eramos como antes, o no tanto, pero fue una mezcla de mil emociones a la vez. Verlo me hace recordar CUANTO y COMO lo amo... Simplemente, me recuerda esa certeza, que aunque a veces no parezca, esta SIEMPRE presente.

No hay comentarios: