6 dic. 2011

Despedidas

Siempre me costaron, siempre fueron difíciles... Pero hoy, aunque me duerma llorando; puedo decir que desde que se fue mi piel se ve mejor, que mis rulos están acomodados, mi sonrisa brilla, me crecen las uñas, puedo reirme, no dependo de un llamado. A veces te amo, a veces te odio, a veces te espero, y otras simplemente te extraño. Los recuerdos son los que no nos dejan desprendernos de lo "nuestro", hasta que nos damos cuenta de que si se fue, es porque no nos pertenecía. Hoy quiero ser fuerte, hoy quiero ser felíz, y no importa el precio, no importa nada. Voy a ser felíz cueste lo que cueste. Voy a disfrutar de los ratos con mi familia, con mis amigos, como si fuera una despedida, como si fuera cada momento, el último...

No hay comentarios: