18 dic. 2011

Tengan el recuerdo vivo

En una esquina de mi barrio hay una tienda que vende unas pastillas para olvidar, los vecinos aseveran que su efecto prolifera, pero yo no las quise ni probar. Pastillitas del olvido, tengan el recuerdo vivo de la noche que la vi bailar; se movía como loca, inestable y caprichosa, y era triste como mi ciudad.
Y yo que te dí todas mis noches a vos, sin lamentos ni reproches; te dí en las noches y los dias mis mejores melodías en las horas mas tremendas de mi vida. Yo te espero todavía, yo creo que el olvido es una fantasía. 
Y así, destinado a padecerte sigo loco como siempre, inventando lo que sea para verte...
En un rincón de mi memoria, sobran noches de tristeza, poca gloria, y soledad. Y en el hueco de los años más dorados caben tus ojos prestados y un adiós para olvidar...

1 comentario:

Maira F. Molina dijo...

¡AMO TAN BIONICA!
¡Esta canción es increíble!
"Y yo que te dí todas mis noches a vos, sin lamentos ni reproches.. Te dí en las noches y los días mis mejores melodías en las horas más tremendas de mi vida"
Ojalá existieran esas pastillitas, o algo como lo de la película 'El eterno resplandor de una mente sin retorno' Re enroscado el film, pero está bueno.
¿Hablo muchas estupideces no?
¡saludos!