17 dic. 2011

"La felicidad se presenta seguido"

"Ya no me detendré a pensar qué hacer, no voy a intentar hacerte reír. Ahora voy a seguir mis impulsos, voy a dejar que el destino me lleve hacia donde quiera. El destino es mi brújula. La ruta es la vida, y mi destino: La felicidad. La vida es un camino largo, y la felicidad se presenta seguido. Aunque alguna vez la vida nos mande abajo. Hay que recuperarse, porque cualquier error, es aprendizaje-"
Esa es mi primer entrada en este blog. Aunque no lo crean, lo escribí yo, el día en que cumplía 13 años. Ay si me hubiera escuchado, creo que la de hoy le pegaría un poquito, pero la de 13, le contestaría algo coherente, como "¿sos feliz asi?" o "aprende de tus errores y no molestes" porque tampoco era tan boca sucia como ahora... 
Sé que la de 16 le diría a la de 13 "no te dejes llevar por impulsos, no sufras por amor, pensa antes de actuar, y mucho... 
La de 13, le contestaría que si, porque "sufrió" por un chico que no le daba ni la hora. 
Pero yo le contestaría: si creés que esto es sufrir, esperá a lo que viene, y no creas que N es todo, a él le sigue J, que es el que más te va a enseñar. 
Y la de 13, diría que no está enamorada, que no se va a enamorar nunca, ni a ponerse de novia, y que solo quiere ser felíz.
Ahi es cuando nos vemos unos meses después, en diciembre.
La de 16 diría: ¿Viste?, sufriste por N...
Y la de 13 contestaría: ¿Y vos? 
Ahi es cuando me calla, yo también, volví a sufrir, y me habia prometido a mi misma no volver a tropezar con la misma piedra. Las dos tenemos algo en común: sufrimos, lloramos por alguien, nos equivocamos, sentimos arrepentimiento. Las dos queremos seguir, queremos salir adelante. Las dos dijimos "ya fue" y seguiamos sintiendo cosas. Las dos hicimos algo por despecho, las dos queremos ser felices, y si se complementaran, podrían salir adelante...

Entendí que una vez había sufrido como sufri por J. Entendi que salí adelante, entendí que pude, entendí que no era imposible lo que creía que sí lo era, entendí que tal vez exageré la situación; diciendo que no iba a poder nunca, y me limité a eso... Espero poder poner en práctica mis palabras.

1 comentario:

Maira F. Molina dijo...

Las personas cambiamos, pero es parte de la experiencia de la vida. Sufrimos metamorfosis cada que podemos, somos seres cambiantes, pero por más que cambiemos hay algo que nunca debemos cambiar: Nuestra esencia. Porque seas la vos de a los 13 o la de ahora, las dos son geniales, y sé que ambas no se detendrán por nada hasta alcanzar su felicidad. Sufrir es parte de la vida, no deja que eso te endurezca demasiado, no te cierres por sufrir una o dos veces. ¡Seguí adelante! ¡Remala! ¡Ponele ánimos! Todo se puede, absolutamente todo si uno quiere.