14 feb. 2017

14 de febrero

"Yo no quiero 14 de febrero, ni cumpleaños felíz"

O no como el mundo. No como los demás.
No quiero un 14 de febrero con flores y chocolates. Ni me gusta cumplir años. Detesto cumplir años. A lo sumo una torta, mi familia, y fue.

Y acá vendria una de esas ¿pero vos qué es lo que querés? Que aunque no sos el autor de esa pregunta (y esta es otra historia) sé que hoy puedo contestar.
En fin: hoy es "San Valentin". Comercialmente conocido como el día de los enamorados. Y en su esencia, la memoria de un mártir del que poco se sabe.
La historia cuenta que había un emperador en la antigua Roma que no permitía que los hombres se casen, porque sus mejores soldados, eran solteros. Simple: no se casaban, no tenian hijos, no eran padres de familia y no tenian otra responsabilidad mayor que servir al emperador (que en esa época eran casi casi como dios). Es decir, decreto del emperador= falso evangelio.
Y este tipo, Valentín, un sacerdote bastante valiente (para hacerle honor al nombre), celebraba el sacramento del matrimonio a escondidas de los jóvenes decididos a casarse.
¿A qué voy con todo esto?
Que el tipo se encontró con la verdad, con el querer servir a Dios (vivir en el Amor). Y así jugarsela. Por otros, pero principalmente por lo que Dios quería.
Y el querer de Dios abarcaba muchas cosas. Y este tipo tuvo la valentía de ir contra lo que la sociedad le proponía. Incluso aunque eso implique su vida, su querer (dudo que quiera que lo descubrieran y le cortasen la cabeza). Y eso es lo que quiero para nosotros. Que podamos caminar el querer de Dios, aunque eso nos implique morir.
En estos tiempos Dios no nos pide morirnos y todo eso. Si no, dar la vida. Hacer pequeñas entregas por el otro.
Jugarnos por el Amor. Y sostenernos. Aunque cueste, no veamos, necesitemos perdonarnos, volvernos, hacer silencio, dar nuestro tiempo, ceder por lo que el otro quiere.
Lo que yo quiero, corazon (ya no) cobarde, es que mueras por mi.
Y morirme contigo si te matan.
Y matarme contigo si te mueres.
Porque el amor cuando no muere, mata.
Porque amores que matan, nunca mueren.

Pd.: aguante Sabina

No hay comentarios: